Img
5 Consejos para crear hábitos alimenticios en los niños

Es muy cierto que cuando se trata de introducir nuevos alimentos a la dieta de los niños, puede resultar todo un desafío para los padres. Ya sea que se nieguen a comerlo, lloren o se molesten, la hora de comer se convierte en un momento estresante. Por lo general, esto puede suceder cuando se habla de comida saludable como verduras, frutas o cereales.
Que los niños tengan una alimentación equilibrada puede ser complicado, pero no imposible. Los adultos debemos ayudarlos a crear hábitos de comida saludable y mantenernos firmes durante el proceso, de esta manera ellos por sí solos van a poder crear criterios al elegir los alimentos, distinguiendo si son beneficiosos o no para su salud.

Para lograr establecer hábitos en la alimentación de los niños, existen una serie de estrategias que permiten hacerlo de distintas maneras, de modo que estos no se sientan atacados a la hora de comer, sino que, a través de varias formas, se influencie su percepción de los alimentos.

1º- Sé un ejemplo

Para los niños, los padres representan un ejemplo a seguir, ellos van aprendiendo a través del comportamiento que ven en los adultos y luego lo ponen en práctica. Si tu hijo ve que no incluyes en tus comidas frutas o verduras, o te saltas algunas comidas, lo más probable es que él tampoco lo haga o te reproche cuando tú le digas que debe hacerlo. Por este motivo, es importante que se establezca una forma de alimentación y también un estilo de vida que sea para todos, de esta manera los niños las sentirán como propias.

2º- Involúcralos en la compra y preparación de los alimentos

Al incluir a tus hijos en las compras, puedes enseñarles cómo hacer elecciones saludables, así como también que puedan discernir dentro de una amplia gama de opciones cuáles son las mejores para su salud. Mientras escogen, puedes explicarles la razón de la selección, ayudándolo a identificar entre aquello que puede ser bueno para su salud y lo que no. Saber lo que consumen es fundamental para lograr una alimentación equilibrada, a veces los nombres de los productos engañan, por eso el conocimiento de la lectura de la etiqueta es lo que permitirá que la elección pueda ser acertada.

Por otra parte, involucrar a los niños en la preparación de la comida los anima a probar lo que prepararon, de esta manera aumentan las posibilidades de que se animen a experimentar nuevos alimentos que tal vez sean de su agrado.

3º- Agrega alimentos poco a poco

Incentiva a tus hijos a probar nuevos alimentos, pero tampoco los presiones, ya que en el lugar de motivarlos puedes provocar lo contrario. Lo recomendable es hacerlo progresivamente, y que al realizarlo le expliques todo sobre el alimento, porqué lo estas agregando a la comida, la importancia de comerlo y sus beneficios.

4º- Crea platos divertidos

Que los platos sean coloridos, tengan textura o muestren alguna forma como una cara sonriente, es una buena manera de atraer a los niños a que prueben la comida. También puedes agregar a esos nuevos alimentos algo que ya le gusta a tu hijo, como un aderezo, y de esta forma cuando lo vaya a comer le será más familiar, o en su defecto cocinarlo de una manera que casi no se perciba en la comida . Por ejemplo, agregar una tortilla de huevo las espinacas bien picadas.

5º- Sé flexible

Si bien es importante mantener una alimentación saludable, tampoco se debe ser rígido con esto. Hay que buscar un equilibrio entre lo sano y las comidas rápidas y los dulces, de esta manera los niños no hallarán aburrido el comer saludable ya que disfrutarán, por decirlo de alguna manera, de ambos mundos.

Hacer consciente a los niños de lo que comen es una labor en la que paciencia y consistencia son las mejores herramientas para que estos puedan tener hábitos de alimentación saludables. Siempre recuérdales la importancia de mantenerse sanos, y a medida que crezcan, incluso ellos por iniciativa propia incluirán a su vida algunos otros alimentos saludables.

Educa Sonris@s, tu escuela infantil en Valdemoro
Educa
Sonris@s
img
img