Img
La importancia de la lactancia materna

El acto de amamantar, además de ser considerado un momento en el que se crean lazos afectivos, también se trata de una ocasión en la que el bebé recibe una serie de nutrientes de gran importancia para el desarrollo de su sistema inmunológico, lo cual puede permitirle gozar de buena salud a largo plazo.
En este sentido, se puede identificar cómo la lactancia materna interviene simultáneamente en dos procesos básicos del desarrollo del ser humano: la nutrición y la afectividad. En cada uno de estos aspectos se pueden distinguir una serie de ventajas, las cuales resaltan la importancia del amamantar.

Ventajas de la leche materna

Para los bebés

→ La leche materna tiene sustancias que funcionan como anticuerpos, por lo cual es útil para proteger los dientes de ciertas bacterias. Los odontólogos sostienen que los bebés amamantados tienen un mejor desarrollo mandibular.
→ Posee el correcto balance entre grasas, azucares, proteínas y minerales.
→ Contiene casi todas las vitaminas que el bebé necesita.
→ Protege a los bebés contra infecciones severas.
→ Los bebés tienen más energía y están más sanos.
→ El bebé puede tener un mejor desarrollo emocional, social y psicomotor.
→ Fortalece el vínculo afectivo entre madre e hijo.
→  Los bebés amamantados, por lo general, se enferman menos.
→ Minimiza la predisposición a sufrir enfermedades respiratorias.

Para las madres

Amamantar ayuda a la formación de un fuerte lazo afectivo madre-hijo.
Se convierte en un gran apoyo para el desarrollo de conductas maternales.
El riesgo de sufrir osteoporosis es cuatro veces menos frecuente en mujeres que amamantaron.
Las mujeres que han amamantado tienen índices más bajos de padecer cáncer de mama.
La lactancia materna exclusiva, retrasa el regreso del periodo menstrual, lo cual puede ayudar a extender el tiempo entre embarazos.
Al amamantar, las madres experimentan un contacto cercano y único con su hijo, lo cual les ayuda a liberar hormonas “sociales” como la prolactina y oxitocina. Por un lado, la prolactina produce un efecto de calma, lo cual le permite a la madre relajarse mientras alimenta a su bebé. Y por otro, la oxitocina genera un sentido de amor y apego entre madre e hijo bastante fuerte. 

Además de todos estos beneficios, amamantar es un momento único en el que la madre tiene la oportunidad de cultivar amor, cariño, aprecio y cercanía con su bebé, y al mismo tiempo, enseñarle a su hijo cómo se siente el ser querido.

Esta huella afectiva es lo que le permitirá al bebé en el futuro, crear lazos o vínculos de amor significativos con las personas que le rodean.

Educa Sonris@s, tu escuela infantil en Valdemoro
Educa Sonris@s
618681948 / 912848401
img
img